El escritor leonés Alejandro Gallo clausura esta tarde el V Congreso Internacional de Ficción Criminal

Las ponencias del fiscal Avelino Fierro y de la política Maite Pagazaurtundúa han destacado en una edición centrada en el papel de las humanidades ante los cambios sociales.

El escritor leonés Alejandro M. Gallo será el encargado de cerrar esta tarde la V edición del Congreso Internacional de Ficción Criminal que se ha celebrado desde el pasado miércoles en la Universidad de León (ULE), en la Facultad de Filosofía y Letras (sesiones de mañana) y la Fundación Sierra Pambley (tardes). Alejandro Gallo impartirá la última conferencia plenaria del programa que ha titulado ‘De la paranoia al genocidio: teorías de la conspiración’,  a las 18:30 horas en la sede de la Fundación Sierra Pambley.

Licenciado en Filosofía, Ciencias Políticas y Ciencias de la Educación, Alejandro Gallo fue oficial del Ejército, jefe de la Policía Local de Astorga y de Langreo y, actualmente, es el comisario-jefe de la Policía Local de Gijón, labor por la que fue distinguido con la Medalla al Mérito Policial por el Ministerio del Interior. Su pasión por el estudio de la Memoria Histórica, tanto en el ámbito de la revolución rusa como en el de la guerrilla antifranquista española, se refleja en la mayoría de su novelas desde que en 2004 apareció la primera de ellas, ‘Asesinato de un trotskista’, finalista del Premio Internacional de Novela Negra Umbriel. A esta han seguido ‘Una mina llamada infierno’ (2005) y ‘Última fosa. Revolución del 34: caso abierto’ (2008), ambas protagonizadas por el mismo personaje, el inspector Ramalho da Costa, y adaptadas por el propio Gallo a la novela gráfica con dibujos de Julio Cangialosi y Vicente Cifuentes. Sus últimos títulos han sido ‘Caballeros de la muerte’, ‘Operación exterminio’, ‘Seis meses con el comisario Gorgonio’, y Oración sangrienta en Vallekas’. Con ‘Asesinato en el Kremlin’ obtuvo en 2011 el XIV Premio Francisco García Pavón de Narrativa Policíaca.

Por el Congreso de Ficción Criminal ha pasado esta mañana Maite Pagazaurtundúa, política, activista y escritora, que ofreció una conferencia sobre ‘La literatura y el fondo más turbio del terrorismo en el País Vasco’, en la que ha destacado cómo la narrativa de algunos autores ha hecho mella entre la sociedad vasca pese al escepticismo de sus propios creadores. La jornada de hoy incluye también para esta tarde la conferencia de Konstantinos Paleologos, de la Universidad Aristóteles de Salónica, que hablará sobre ‘Julio Llamazares o la historia que se borró’, en su condición de traductor al griego moderno de la obra literaria del escritor leonés.

Otro ponente destacado que ha participado en el congreso ha sido el leonés Avelino Fierro, fiscal de menores, quien analizó el importante papel de las humanidades en la sociedad a través de su ponencia ‘Estatuas de sal: miradas al mundo que viene’.“Creo que hay que hacer una defensa urgente de las humanidades ante el delirante mundo en el que vivimos, estamos ante un mercantilismo estúpido y no hay que olvidar que como dicen varios expertos para tener una cultura empresarial sana, las humanidades son esenciales”, explicaba Avelino Fierro al tiempo que como ciberescéptico reflexionaba sobre los jóvenes y las redes sociales: “Es distinto ponerte delante de una pantalla donde te atreves a todo que la empatía que tienes al decir lo siento en el bis a bis con alguien”.

El V Congreso de Ficción Criminal, organizado por el Departamento de Filología Moderna de la ULE, ha reunido en León a medio centenar de especialistas de varios países (España, Estados Unidos, Holanda, Grecia, Turquía), de una quincena de universidades e instituciones educativas, a varios artistas plásticos, escritores y juristas, y a representantes de diversas entidades y organismos, como Amnistía Internacional o el Parlamento Europeo. El objetivo que se ha perseguido con esta iniciativa ha sido el de “proporcionar visiones y análisis críticos del papel de las humanidades, concretamente el cine y la literatura, en el diagnóstico de los cambios que sacuden la existencia humana global y sus consecuencias para el futuro”. En total han sido once conferencias plenarias y más de treinta comunicaciones las que se han impartido a lo largo de tres intensas jornadas.