Inauguradas dos exposiciones de fotografía en las salas del Ateneo Cultural El Albéitar

Las imágenes de Román Montesinos y de Luis Miguel Santos Unamuno se podrán visitar hasta el 21 de junio de 2018, de lunes a viernes de 12 a 14 y de 18:30 a 20:30horas.

Las Salas del Ateneo Cultural El Albéitar de la Universidad de León (ULE) acogen desde hoy dos muestras de fotografía tituladas ‘Nada es lo que parece ni era lo que está’, de Román Montesinos, y ‘Ceci n'est pas un Magritte’, de Luis Miguel Santos Unamuno, que han sido inauguradas esta misma mañana por sus autores, en un acto que ha contado con la presencia de del Vicerrector de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes, Isidoro Martínez Martín, el Director del Área de Actividades Culturales, César Chamorro Álvarez, y el técnico José Luis Curto Tabernero.

Se trata de dos exposiciones de fotografía realizadas por dos personas que conciben su visión del mundo desde dos puntos de vista diferentes, lo que sin duda confiere un especial interés a la vista de las salas del Ateneo Cultural para confrontar ambas formar de mirar a través del objetivo. Las dos muestras son las siguientes:

- Nada es lo que parece ni era lo que está’ muestra una colección de fotografías en la que se establece una simbiosis entre objetos en busca de una metáfora, un universo en que las contingencias conducen a greguerías y transportan hacia visiones imaginarias donde el humor, la crítica social y/o la ironía, son hilos conductores. La asociación de objetos dispares, puede surgir, de golpe, aleatoria o contingente, al descubrir un objeto en cualquier lugar, y otras veces es buscada, al sostener un objeto en las manos y dejar que la mente divague en pos de una nueva imagen compuesta de ambas. Las fotografías de esta exposición tienen propuesto un título, pero la capacidad de cada observador y sus vivencias harán que surjan interpretaciones dispares, ya que la mente humana compone caleidoscopios a partir de una sola imagen.

Román Montesinos, natural de La Coruña (España), geólogo, fue profesor universitario hasta su reciente jubilación. En el proyecto que presenta en El Albéitar mantiene vigente su línea de indagación y expositiva, las ‘metáforas visuales’, que el autor lleva desarrollando como proyecto creativo desde hace años, y que se ha relacionado con la ‘poesía visual’ de Joan Brossa o de Chema Madoz, referencias en este campo en España.

- Ceci n'est pas un Magritte’ es un proyecto de apropiacionismos, una captura en la realidad cotidiana, de reminiscencias, reflejos, formas, composiciones de artistas que, al contemplar las fotografías, permiten su reconocimiento. La nómina de éstos es extensa y puede incluir también ismos, vanguardias, corrientes que se recuerdan mejor que los propios nombres de sus autores (casos del Land art, el Minimalismo, el Arte Conceptual, el Arte feminista, etc.).

La obras presentadas han sido encontradas a veces en lugares inesperados y mal iluminados, no siempre son efectistas, estéticamente bellas, o técnicamente trabajadas, pero se busca que, si bien no impactantes, sí sean locuaces. Este Proyecto tiene un relato, un por qué, y por ello debe contemplarse como un todo.

Las imágenes nunca se buscaron, se tomaron donde se encontraron y lo fueron, casi en su totalidad con la óptica limitada del teléfono móvil, lo que les hace resentirse en su calidad si bien en ocasiones una imagen imperfecta puede llegar a hacer pensar en el trazo desvaído de un pincel.

No hubo preparación, ni puesta en escena, ni trípodes, ni espera por l’instant décisif. Hubo, eso sí, hallazgo, inquietud, sorpresa, suerte. Por eso hay tantas tomas en viajes, en el extranjero, en las calles de ciudades donde llevas los ojos preparados para mirar, sin guía ni GPS, como un ‘flâneur’.