Investigadores de la Universidad de León crean una página web con información sobre el ictus.


La página web, creada por el Grupo de Neurobiología del Instituto de Biomedicina (IBIOMED),  ha superado ya las 10.000 visitas.

El Grupo de Neurobiología del Instituto de Biomedicina de la Universidad de León (IBIOMED) ha creado una página web divulgativa en torno al ictus, con el objetivo de cubrir el vacío existente ya que, en declaraciones efectuadas por el director del Grupo, Arsenio Fernández López, a la Agencia para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología (DICYT), “son pocos los portales en castellano que informan de una manera entendible para todos los públicos sobre el ictus”. Esta razón, unida a que el ictus es en los países industrializados la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en varones, les ha llevado a poner en marcha la iniciativa.

Es una página que pretende ayudar a la gente, - explica Arsenio Fernández-, Empezamos con ella el año pasado, teniendo en cuenta que el ictus es una enfermedad incapacitante y que puede producir una dependencia importante en los casos graves. No solo es un problema para la persona que lo sufre, también para las familias a nivel económico y sentimental. Es un problema muy relevante”.

El Grupo de Neurobiología investiga desde 2008 en el campo del ictus, en colaboración con la Unidad de Ictus del Hospital de León y con grupos científicos internacionales. Todos los miembros del Grupo están implicados en esta iniciativa divulgativa, que incluye no solo información detallada sobre qué es el ictus, también los síntomas de un accidente cerebrovascular (ACV), los factores de riesgo, consejos para prevenir el ictus, el coste económico de la enfermedad o los ensayos clínicos más relevantes que se están llevando a cabo. Todo ello de forma divulgativa pero fundamentada científicamente con numerosa bibliografía. Uno de los apartados más interesantes es el de colaboraciones, en el que expertos de diversas áreas exponen aspectos de actualidad relativos al ictus.

Hasta el momento, la página web ha recibido más de 10.000 visitas de todo el mundo, aunque especialmente de países iberoamericanos. Varias empresas y fundaciones se han unido también a la iniciativa. Además hay que apuntar que las acciones divulgativas se dirigen también a las redes sociales, con perfiles en Facebook y en Twitter.

FACTORES DE RIESGO Y SÍNTOMAS

Como detalla la web, los accidentes cerebrovasculares agudos o ictus se originan como consecuencia de la disminución brusca del aporte sanguíneo cerebral. La mayoría de los accidentes cerebrovasculares (80 por ciento) son de tipo isquémico y se producen cuando alguna arteria queda obstruida. Esto reduce o interrumpe el flujo de sangre en una región cerebral. Si la gravedad de la isquemia cerebral da lugar a una pérdida de células irreversible con lesión destructiva localizada se denomina infarto cerebral. La causa más común de este tipo de infarto son los coágulos de sangre. El resto de accidentes cerebrovasculares (aproximadamente un 15 por ciento) son de tipo hemorrágico, originados por la rotura de un vaso sanguíneo en el interior del tejido nervioso (hemorragia intracerebral) o en las grandes arterias que irrigan el cerebro (hemorragia subaracnoidea). La isquemia cerebral es la característica común de las enfermedades cerebrovasculares. Se define como la reducción del flujo sanguíneo hasta niveles insuficientes para mantener el metabolismo y funcionamiento normales de las células cerebrales.

De acuerdo con la información difundida por la agencia DICYT, el principal factor de riesgo es la edad. Así, se empieza a considerar significativo el riesgo de ictus a partir de los 45 años en varones y de 55 en las mujeres y va aumentando con la edad. Este riesgo es aún mayor si existe una historia familiar de ictus en padres o hermanos antes de los 55 años, o madre y hermanas antes de los 65 años. También se considera un factor de riesgo haber sufrido ataques isquemicos transitorios (miniictus), enfermedades arteriales periféricas, patología de la arteria carótida o anemia de células falciformes.

En España ocurren entre 120.000 y 130.000 casos aproximadamente cada año y más de la mitad de los pacientes quedan discapacitados o fallecen. El ictus es la primera causa de invalidez permanente en adultos y la segunda causa de demencia. Los cinco grandes factores de riesgo sobre los que se puede actuar preventivamente son la hipertensión, el tabaco, el sobrepeso, la diabetes y las enfermedades cardiacas.

Los signos de alerta y síntomas del accidente cerebrovascular no son exclusivos pero la forma en que aparecen es característica. No hay signos de alerta previos que vayan progresando a lo largo del tiempo. Cuando aparecen lo hacen repentinamente y sin aviso previo. Los síntomas claves son debilidad o insensibilidad repentinas en una o ambas partes del cuerpo, dificultad repentina de hablar o de comprender una conversación, estado de confusión, pérdida repentina de visión en uno o ambos ojos, mareo repentino, falta de coordinación o pérdida de equilibrio y dolor de cabeza intenso sin causa conocida.