Las 'cracks' de las energías limpias