Rafael de Paz lidera un proyecto para modernizar las universidades de Marruecos

El director de la Oficina de Proyectos Internacionales de la ULE ya está en Rabat para dirigir durante dos años un plan de adaptación al sistema de educación superior en Europa. 

Realizó su primer Erasmus en la década de los 90 en Ámsterdam, fue uno de los impulsores del programa de movilidad europea en España desde la Universidad de León (ULE) y el pasado miércoles aterrizaba en Rabat para vivir su segunda y muy diferente ‘experiencia erasmus’ en otro continente. Rafael de Paz, director de la Oficina de Proyectos Internacionales de la Universidad de León (ULE) ya está en Marruecos para trabajar durante dos años en un proyecto de modernización de las universidades marroquíes y la adaptación de su sistema de educación superior a Europa.

'Apoyo al Sistema de Educación Superior en Marruecos como parte de un acercamiento con el Espacio Europeo de Educación Superior', es el título del proyecto que la Junta de Castilla y León, a través del consejero de Educación, Fernando Rey, y la directora general de Universidades, Pilar Garcés, presentaron a la  convocatoria que la Comisión Europea formuló el pasado mes de junio, y donde el proyecto regional tuvo que competir frente a otros presentados de Europa. La iniciativa presentada por Castilla y León destacó “por la coherencia y robustez del planteamiento formulado en las actividades propuestas, la adecuación del perfil de los expertos designados en cada una de las líneas de trabajo, la amplia experiencia del líder del proyecto y del propuesto como consejero residente en Marruecos, así como por la experiencia y prestigio del sistema universitario de nuestra Comunidad”.

Rafael de Paz no es la primera vez que trabaja con universidades marroquíes, pues “durante tres años hemos facilitado ayuda a seis universidades para implantar titulaciones técnicas en energías renovables”, explica al tiempo que el principal objetivo del proyecto que acaba de echar a andar en Rabat es “adaptar el sistema universitario del Plan Bolonia de tres años de grado y dos de máster, con una orientación de aprendizaje por competencias”. Además tratará de alcanzar la transparencia en el sistema de educación marroquí para que la persona titulada sepa qué hacer cuando finalice y  pueda convalidar sus estudios en los países de la Unión Europea.

El proyecto tiene un presupuesto de 1.200.000 euros, un plazo de ejecución de dos años y está financiado por Marruecos. El proyecto se compone de seis líneas específicas: el acercamiento del marco legislativo y reglamentario marroquí a los estándares europeos, la diversificación de la oferta de formación, la diversificación de las modalidades de enseñanza -con especial referencia a la enseñanza online o ‘elearning’,- el sistema de créditos ECTS, el reconocimiento de diplomas y la consolidación de las herramientas de pilotaje. Sin olvidar, la formación de los funcionarios del ministerio marroquí y facilitar su vista a España para conocer cómo trabajan universidades como la de León. 

Hay que destacar que desde una perspectiva más global, la pretensión general del proyecto consiste en acompañar, asistir e impulsar la reforma del sistema de enseñanza superior de Marruecos en el marco de su visión estratégica 2015-2030 y su acercamiento al Espacio Europeo de Educación Superior con el fin de mejorar la empleabilidad de los egresados y la gobernanza del sistema universitario, una aproximación que es posible a través de un hermanamiento.  

Los proyectos de hermanamiento son un instrumento de cooperación institucional de la Comisión Europea con los países candidatos y los países de la región de la Política de Vecindad de la Unión Europea concebidos para, a través de asistencias técnicas llevadas a cabo por instituciones públicas de los países miembros de la Unión Europea, impulsar el fortalecimiento de las administraciones públicas de los países beneficiarios.

El programa de hermanamiento -también denominado 'Twinning' o 'Jumelage'- comenzó en el año 1998 y, en España, la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP) es la institución encargada de llevar a cabo su gestión, apoyando tanto en la fase de preparación de la propuesta como en la gestión del proyecto una vez concedido, garantizando la buena gestión económica y financiera exigida al contar con una larga trayectoria y experiencia en la ejecución de este programa con más de 330 proyectos de hermanamiento realizados. En los proyectos de hermanamiento, los objetivos y resultados marcados han sido definidos por el país beneficiario en base a las necesidades, inquietudes o preferencias de sus sistemas políticos, administrativos o económicos nacionales correspondiendo al país miembro presentar una propuesta de proyecto alineada con los requerimientos y las necesidades definidas por el beneficiario a través del marco institucional, los servicios y actividades propuestas, la metodología, la sostenibilidad y las ventajas comparativas de la propuesta presentada.

(Fotografías: Primera: Rafael de Paz el pasado martes en la Oficina de Proyectos Internacionales/ Segunda: Rafael de Paz (dcha) acompañado de María Dolores Alonso Cortés, Vicerrectora de Relaciones Institucionales de la ULE, y Hassan Ezbakhe, de la Université Abdelmalek Essâdi de Marruecos, durante la última reunión del proyecto MOMATE sobre formación de energías renovables celebrado en 2016 en la Escuela de Minas)